jueves, 13 de enero de 2011

40

De las tantas cosas que podría desear, no se me ocurre casi ninguna que no pueda tener. El coleccionista mata por la figurita difícil. A veces pasa, como le ocurrió a Alejandro, que no hay ninguna que sea tan difícil, y entonces mata por cualquiera.

6 comentarios:

  1. felicidades.

    quién habrá inventado el cero.

    ResponderEliminar
  2. Dice en el Hagakure: "Según una historia de Ryutaji, había un experto en el I-Ching en la región de
    Kamigata. Habría dicho que, incluso tratándose de un sacerdote, es inútil dar una posición a un hombre antes de los cuarenta años, por la buena razón de que hasta entonces comete numerosos errores. Confucio no fue el único que tuvo el espíritu sereno después de los cuarenta años. Hasta esa edad, tanto el sabio como el insensato han acumulado numerosas experiencias formadoras y luego cesan de estar indecisos
    frente a la existencia."

    Digo, asumiendo que sean 40 años y no 40 cent{imetros,

    ResponderEliminar
  3. No tarde en comprarse el Porsche...

    ResponderEliminar
  4. El Hagakure es exacto en sus apreciaciones. Confucio no fue el único que superó las 15 pulgadas. Para eso está el spam.

    Nada de Porsches. Nada de nada, amigo. Más velocidad de la necesaria es una maldición.

    Cada uno debe llegar a su lugar. La tortuga tiene 300 años para hacer un recorrido como el que usted hará en 80.

    Astllr, gracias. Hacemos lo humanamente posible. Y a veces alguna invocación profana también se nos escapa.

    ResponderEliminar
  5. Ahora, sacando a astllr, tenemos todos fotos de animales. Parece le principio de un cuento:

    Había un tigre, un mono y un papagallo...

    ResponderEliminar

Si la curiosité t'amene ici, va-t-en! Il en est temps encore.