viernes, 17 de febrero de 2012

Alguna necesidad, quizá

Lo Improbable y Otras Novelas
Julián Rodríguez

He aquí un libro hinchado y pretencioso, petitero, que recomiendo leer a quien disfrute de una buena lectura.

Creyente de la reescritura, desconfío, sin embagro, cuando se realiza post publicación. Tal parece ser el caso de este raro ejemplar. Está claro, hasta en su declaración, que no se trata de una obra de arte. Por el contrario es un compendio, reedición y corrección todo en uno. 

Se trata de tres libros: «Lo improbable», «La sombra y la penumbra» y «Ninguna necesidad». Y en esto, quiero ser claro, coincido totalmente: no había ninguna necesidad de hacer esta compilación. Julián Rodríguez escribe muy bien, muy bien. Es un escritor. Sin embargo, la mayoría de lo publicado aquí (incluyendo la premiada última novela, aka «Ninguna necesidad») son ensayos antes que obras literarias. A ver, queda un poco confuso así... son intentos, ahí está. Son intentos literarios antes que obras, exploraciones del autor en torno a una forma que le es, aún, en esas páginas, esquiva. No tiene que ver con la elipsis esta dificultad que refiero. Rodríguez la domina bastante bien. Falta algo de trabajo para que la lectura interese. En muchos pasajes los azares parecen demasiado despreocupados, tomados al primer golpe de pluma y luego, sí, trabajados con oficio.

En contraste con esto, el estilo de Rodríguez cautiva desde el comienzo. Durante páginas y páginas, la ausencia  de adjetivos adjuntos otroga a la prosa la contundencia de un texto escrito sobre granito. Hay poco más, es cierto, los personajes son simplotes, las anécdotas suelen aparecer poco interesantes entre la bruma de una trama mal trabajada, los detalles no siempre son los adecuados. Pero, a pesar de todo lo dicho, recomiendo sinceramente leer a Julián Rodríguez.

La segunda obra, en particular ("La sombra y la penumbra») consta de tres relatos que tienen toda la fuerza bruta y la sutileza de Raymond Carver y Cesare Pavese. Es mi recomendación. Es una verdadera obra de arte. Prefiero el primero de los tres, pero hay de sobra lugar para matices personales en cualquiera de ellos.

Julián Rodríguez: un gran escritor que hay que leer. Y releer. Sobre todo aquel que desee llegar a escribir bien.

3 comentarios:

  1. Z, le vuelve a errar al pensar que escribir bien es un único destino.

    ResponderEliminar
  2. Por lo demás, admiro la lucidez del análisis.

    ResponderEliminar

Si la curiosité t'amene ici, va-t-en! Il en est temps encore.