martes, 11 de marzo de 2008

Sí, nos lo merecíamos


Primero lo importante:


La Reggis que es muy cariñosa aunque se haga la rebelde, nos mandó un premio. Y yo, como todo aquel que rechaza los premios siempre que no los recibe, lo acepto encantado. Además, siempre aspiré a que la gracia de este lugar esté más en los comentarios que en los posts, y creo que es así. Por eso, el cariño de la Reggis no es sólo para mí, sino para todos los que aquí vienen. Salú para todos. Y Gracias Reggis.

(Ah! tengo que elegir a mis vez 5 ganadores, pero no tengo plazo ni apuro; además esta progresión geométrica de potencia 5, asusta un poco... )




La Seriedad
Andrés Ehrenhaus

Algunos libros están hechos de metáforas, hermosas en su luminosidad, otros se alimentan de la dimensión arquetípica de lo cotidiano. Los hay que encierran entre sus páginas viejas el ambiente cargado de fragancias y sonidos en el que se desarrolla la vida lenta e inexorable y tan igual, y tan ignorante de su igualdad. Algunos reviven épocas extintas y otros exprimen a sus autores hasta sacar de ellos el futuro en el que creen.

Muchos libros juegan todas las bazas al misterio, potencia irresistible para la naturaleza humana, y toman forma, o bien de trama policial, o se aprovechan del extrañamiento, de lo abstruso y enigmático de las ideas que no se exhiben sino tras un antifaz. Algunos viven gracias al latido de los corazones de sus personajes, tan pertinaces que siguen latiendo después que la última página fue vuelta con esa indecisión entre tristeza y satisfacción que suele dejar el final de un buen libro.

Personajes que siguen su carrera fuera de las historias que sus demiurgos idearon para ellos: Capitanes Ahab, Condes Drácula, Tarzanes, Dartagnanes, Holmeses (?), pero también, Boubard, Pecuchet, don Quijote. Se podría seguir ad infinitum.

Algunos libros viven de la fama de sus autores, otros sucumben a la penetración filmográfica, y algunos -pocos- viven gracias a ella.

Y aún, entre todas estas excusas, hay libros construidos de lenguaje. Es el caso, tal vez de «El Prado de los Monstruos» de Fernando Royuela, y es, sin duda, el caso de «La Seriedad», volumen de relatos de Andrés Eherenhaus. Una obra de un humor frontal y sutil al mismo tiempo, en el que más de una vez uno no sabe si sonreír o preocuparse.

Este pequeño libro de apenas ciento cincuenta páginas, ofrece seis relatos excelentes, en los que el lenguaje es elemento principal. Ninguno de los relatos es acerca del lenguaje, no hay ningún personaje que sea escritor, ni profesor universitario (de hecho, si algún día soy escritor, pido a quienes estén ahí y me quieran, que me hagan desistir de cualquier intento de ser profesor universitario, ni siquiera profesor doméstico; aliéntenme, en cambio, a gustar de las corridas de toros, a ser mujeriego y misógino a la vez, un poco alcohólico, a disfrutar de la caza, tener un rifle, y sugiéranme una barba hirsuta, o conmínenme al rasurado ante la falta de abundancia capilar, o cosas por el estilo. Ante la menor duda, insistan en que la homosexualidad está demodé.)

No hay escritores, decía y ni siquiera periodistas en los cuentos de «La Seriedad».

Así comienza, por ejemplo «Un hogar violentado».

«Días pasados, ignoramos por qué medios y con la colaboración de quién, se introduce en nuestro hogar un conejo enano, de pelambre blanca, orejas grises y una pequeña y difusa mota también gris en el lomo. Al detectarlo, procedemos inmediatamente a su reducción. Quién lo detecta es mi hijo menor, que a su vez sugiere la posibilidad de usar unas vieja jaula de canario para su eventual confinamiento. Ante la falta de otras opciones, instalamos al intruso en el que fuera, hasta el momento de su defunción, habitáculo del canario pinto denominado Esterjaci. Le proporcionamos, asimismo, agua fresca y comida. Dada la propensión de estos roedores a deponer sin freno, cubrimos el suelo de la jaula con serraduras de viruta y madera, también llamadas serrín, o aserrín.»

El autor busca sorprender a cada momento, y lo logra casi siempre. No permite que el lector se deje llevar en automático. En general uno espera que el autor pase desapercibido en la lectura. Es un rasgo considerado de buena escritura. Coincido. Aquí, sin embargo, Eherenhaus se muestra a cada momento, es imposible sentir que no está allí, y, hay que reconocerlo, el resultado es eficaz.
Como varios escritores, Eherenhaus es también traductor, y ese hurgar en varias lenguas, esa necesidad de buscar correspondencias donde no siempre las hay, es seguramente la alberca donde abreva su estilo, más que en las influencias de los autores traducidos.

Ya tuvimos, hace un tiempo, un fragmento de otro de los cuentos de este volúmen: «Cosmos somos». Es una buena lectura. Un libro de humor hecho de lenguaje. Recomiéndolo.

108 comentarios:

  1. Zeta, qué tiene de malo ser profesor universitario? Quién va a enseñar en las Universidades si no hay profesores? A veces me cuesta entenderte...

    La Seriedad me parece fascinante. Ese párrafo me dejó muy motivada para continuar con el resto del libro.

    ResponderEliminar
  2. El tipo plantea una cuestión de actitud. Ahí está. Eso.

    ResponderEliminar
  3. escritor es un cosa... profesor es otra. Muy distinta. Y no se llevan bien juntas. Por lo general el escritor entierra su literatura cuando comienza a dar clases y da paso al profesor.
    Estimo que ambos trabajos son meritorios... el primero más egoísta y el segundo más altruista.
    Forma rara de escribir... parece frío, extraño, distante, demasiado académico, frígido, muy estructurado... parece TAN... que sí, consigue llamar la atención.
    Igual no sé si lo leería, pasémelo y después le comento.
    Igual ese libro va a tener que hacer cola, ahora estoy leyendo otro!
    (Carita sonriente)

    Besos y Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. colijo que Ud. es profesor, z.

    según el parrafo que cita, no me gusta la escritura de AE.

    es forzada en su sencillez, es una ironía sin gracia, pide a gritos que lo lean:

    "se introduce en nuestro hogar" es entrar simplemente.

    ya sabemos que los conejos son roedores.

    "serradura de viruta" es viruta

    "serradura de madera" también

    lo felicito por el premio.

    ResponderEliminar
  5. ¿El trabajo del profesor es altruista?

    Cherry, se ve que no conocés bien a ningún profesor.

    ResponderEliminar
  6. No se si Z es profesor, pero es un maestro. :-)

    A mi el texto me hizo acordar a Leo Masliah. El conejito me parece que se escapó de un cuento de Cortazar.

    ResponderEliminar
  7. creo que vos querés escribir "por quien doblan las campanas" o "el viejo y el mar"

    ResponderEliminar
  8. candy-envi-ano:

    "las campanas doblan por ti"

    ResponderEliminar
  9. No les parecen altruistas?
    UFA. A mí sí... bah, los profesores de vocación... o si no de vocación los que son responsables con su trabajo... o los que por seguir esos extraños vericuetos de la vida, descubren que disfrutan enseñando.
    Un profe me parece altruista, sí. Sobretodo los que ejercen por vocación. Podrían ser tantas otras cosas... y en muchos casos, ganar mejor... vivir mejor... y sin embargo, se dedican a impartir conocimiento, a enseñar, a educar. No sé, para mi es un gesto maravilloso el de elegir enseñar.
    Capaz que soy una idealista. Pero me quedé en el tiempo en que se admiraba y respetaba mucho a profesores y maestros.

    C'est la vie.

    ResponderEliminar
  10. Punnnnto para Anónimo (¿candi-envi-ano? ¿es así? ¿qué pasó, se quedó sin nombres, o todos son suyos?)
    Efectivamente es así, Anón. Pero más que nada, si algún día quiero escribir, quisiera escribir algo que represente lo que, a mi juicio, el autor de esas obras significó en su momento.

    No soy profesor, astllr, colije mal, hoy. Hay algo de Leo Masliah en todo el libro sokón, no lo había notado pero es así. Pero sin bigote ni lentes. (Ah! me hizo acordar que tengo que comprarme el disco del que hablamos.) (Y el bigote de Masliah me recuerda que hoy falleció Ginzburg; triste noticia.)

    Nadie dijo que tuviera algo malo ser profesor, Candelaria. Todo lo contrario. Aunque no estoy para nada seguro de lo que dice Cherry sobre el altruismo y todo eso; más bien tiendo a pensar que no es así. (Me hacen dudar, entre otras cosillas, los profesores escribientes.)

    De todas formas lo que pido es que los profesores universitarios, vinculados a las letras, no escriban. Sólo eso. Los resabios del ambiente académico se cuelan demasiado en sus sintagmas y generan ambientes y situaciones que hoy en día son casi lugares comunes.
    Y además para peor, suelen tener en mente más la opinión de la crítica (colegas suyos) que de los lectores, lo cual es nefasto (sobre todo para los lectores) (que soy yo). En eso tiene razón Cherry.

    Por ejemplo, Tabucchi es un gran escritor. Sin embargo, hay algo, una pátina de aula, que embadurna toda su obra. Y que la limita. No es un estilo. Es un lastre.

    Cherry, veo que hoy coincide con astllr en la valoración del texto. Por otra parte, no se preocupe. Siga leyendo eso que lee; intuyo que vale más la pena. (hágalo durar, no se deje que la empujen)

    Ya ves, Rodia, que no es un tema de actitud.

    Y a mí me pasó lo que a astllr cuando empecé a leer La Seriedad. Me chocó. No me hallaba a gusto. Tuvieron que pasar unas cuantas páginas hasta que, al final, sí, la escritura de Ehrenhaus me amoldó y así seguimos juntos hasta el final. (del libro)


    De hecho, astllr, el fragmento de Cosmos somos fue más o menos el momento donde empecé a tomarle el gusto.

    ResponderEliminar
  11. Sobre el altruismo, Cherry, la verdad que no lo veo así.

    Ese argumento tuyo se puede aplicar con bastante facilidad a muchas profesiones. Pero, a mí, que alguien se dedique a dar clases, no me hace pensar (en absoluto) que es una gran persona ni mucho menos. No me lo hace pensar un médico, así que imaginate.
    (Capaz las enfermeras; o más los enfermeros; no los enfermeros travestis, de los que sospecho que, por razones que me eluden, encuentran en la enfermería un nicho laboral -no es un comentario homofóbico, lo aclaro)

    Yo qué sé, capaz en el fondo somos todos egoístas. Aunque a veces parezca que no.

    ResponderEliminar
  12. z, soy profesor universitario y escritor. Luego le envio una novela mía (si le interesa) y la seguimos.

    ResponderEliminar
  13. Algo me hacía sospechar que estaba involucrado en esto astllr. No solo me interesa, me gustaría muchísimo leerle (páseme el título).
    ¿Area académica vinculada las letras, la suya?

    (¿es cierto lo que dice de envidiosa y demás?)

    ResponderEliminar
  14. "Adiós Diomedes"
    120 mangos
    Espero su reseña.

    La disciplina académica no la tengo clara, pero el tema sobre el que trabajo ahora es la literatura y el anarquismo en el Novecientos rioplatense. Sobre eso escribo un ensayo que espero publicar este año.

    ResponderEliminar
  15. Asti, que juicio tan injusto. Mirá que compararme con gente tan desagradable. Qué puedo tener en común yo con envidiosa?

    Cherry, lo que para vos es altruismo, para otros puede ser inacapacidad.

    Zeta, por qué habrían de tener en cuenta la opinión de los lectores si los lectores no son personas con el título adecuado para que su opinión pueda considerarse válida?

    ResponderEliminar
  16. A mí astllr me convenció.
    Volví a leer lo que dice Cherry, y ahora estoy de acuerdo con ella.

    ¿para que su opinión pueda ser considerada válida por quién?

    ResponderEliminar
  17. Socialmente válida, Zeta. O acaso sos tan ingenuo para creer que la opinión de todos es igualmente válida? El mundo real no funciona así. En cualquier sociedad hay mecanismos para validar el conocimiento que implican selección y discriminación. La Universidad es ante todo un gran mecanismo de legitimación del conocimiento.

    Y lamento si ofendo a tus pobres lectores, pero si no tienen título universitario, no son nadie.

    Asti, que interesante tu ensayo.

    ResponderEliminar
  18. Qué momento.....

    Bueno che, y que pasó con esos scones del otro día?
    y la pasta frola?

    (silbando bajito)

    ResponderEliminar
  19. astllr, vos sos el autor de "Adiós Diomedes"????

    la tengo acá en mi biblioteca!!!

    sos un crack, hermano!! la mejor novela uruguaya en años

    no se como decirlo, pero me pareció buenísima, algo que me habría encantado escribir a mi; impresionante

    por favor, escribí otra

    ResponderEliminar
  20. gracias sokon m, muy amable
    haré lo que pueda

    ResponderEliminar
  21. Una opinión así de sokon, para mí es muy valiosa. Por supuesto que me lo voy a comprar, astllr. Y ya que son todos escritores, ¿se presentó a aquel concurso, sokón?

    (y ud. cherry, no se deje impresionar, gurisa)

    ResponderEliminar
  22. Z: no se si le gustará, pero a mi me encantó. Me cautivó el diseño de cubierta una vez que la vi en la librería Latinoamericana. Antes -o después, no lo recuerdo- la vi reseñada en algún suplemento cultural. La rastreé por el sitio de www.entrelibros.com.uy, y obligué a alguien a que me la regalara. Al final la leí en la playa, en el verano de 2007 con mi esposa, y estuvo por completo a la altura de mis expectativas. Me parece una novela muy valiosa y una de las joyas de mi biblioteca. Es de los libros que rescataría si hubiera un incendio.

    Sobre el concurso, si, si. Me presenté. Pero por las dudas no voy a largar el trabajo diurno. ;-)

    Yo soy escritor de pulp, y mis aspiraciones -cuando me siento muy ambicioso- es escribir folletines con héroes karatekas, de terror sobrenatural o simplemente extraños, de evasión.

    Sospecho que para escribir bien -i.e. Onetti- hace falta un compromiso con la vida real que yo no tengo, o del que en todo caso no estoy muy convencido. Eso y talento, claro. Ayuda no tener faltas de ortografía. :-)

    ResponderEliminar
  23. Ya que veo que acá son todos escritores. Aprovecho y les cuento que pueden leer la Ficción Rara de sokón en la web.
    Y puede ser que alguno de estos escritos sea el que presentó al concurso (con un seudónimo que nunca nos dijo por temor a que alguno estuviera en el jurado).

    ResponderEliminar
  24. Luce atractivo querido Zet, me refiero seriamente a “La Seriedad”, no se inquiete.
    ¿Admite también lectores, entre sus lectores Zet?

    ResponderEliminar
  25. * Yo no soy escritora Don Zeta, como usted bien sabe.
    * Prometo no impresionarme, bah, ya no me impresioné, quédese tranquilo.
    * Me interesó lo de la Ficción Rara, me produjo curiosidad la descripción de su obra que acaba de hacer el autor...
    Zeta, usted que tiene mejor memoria que yo, por favor recuérdemelo cuando termine de leer lo que estoy leyendo!
    Confío en su memoria...
    Vuelvo más tarde!

    ResponderEliminar
  26. Evidentemente no todos podemos ser escritores, y menos aún, buenos escritores. Chicas, no necesitan aclarar que no son escritoras. Se les nota.

    Asti, lamento en el alma decirte esto, pero no te conoce nadie. Yo al menos tengo mis admiradores y mi taller literario. A vos no te quiere ni Sokon.

    Por cierto Sokon, vos no te podés burlar de nadie. Sos más aburrido que Ehrenhaus.

    ResponderEliminar
  27. [Sokon, con una sonrisa de autosuficiencia en el rostro piensa para si: 'Siempre causo ese efecto en las chicas']

    (ahora si, sin dislexia)

    ResponderEliminar
  28. Astllr, lo tengo entre manos.
    Sepa, que se ve que se está haciendo más famoso de lo que cree, porque me salió 180 y no 120.
    (Le confieso, también, que lo voy a leer con el anteriormente citado preconcepto sobre los profesores; a ver si es ud. una excepción a esa regla.)
    Lo que sí le digo desde ya, amigo astllr, es que me faltan páginas (78 y 79 están en blanco, igual que 74 y 75, 66 y 67, y así; voy a ir hasta Gussi a ver si a me tocó en suerte así o qué; igual, astllr, todo tiene un por qué, y a mí me gusta la literatura fragmentaria)
    (es un chiste hombre, no se enoje)

    ¿Me rebautizó por algún motivo, Su? Capaz así le suena menos.... no sé... ¿acaramelado era? no no, no me acuerdo como fue que me dijo una vez... ¡ah esta memoria! por un lado me permite ver la misma película hasta tres veces sin saber nunca como va a terminar, mientras que en otras ocasiones me atormenta la certeza de saber que en tal página de tal libro decía tal cosa. (¿ud. me quiso preguntar si admito lectoras?)

    En fin, Cherry, confíe en mí, sí. Estése tranquila.

    ResponderEliminar
  29. Es la versión con blancos mentales.
    Hasta ahora había aparecido una copia así, usted es el segundo.
    Que conste que le ofrecí enviarle una.

    ResponderEliminar
  30. Me quedé pensando en lo que dijo sokón, acerca de que hay que tener un compromiso con la vida real. Véndame un poco más el concepto.

    ResponderEliminar
  31. Qué horror! Alguien que no soy yo está usando mi nombre para agredir. Asti yo jamás te diría eso, aunque es verdad que nunca leí nada tuyo. Y a vos tampoco Sokon. Me encanta lo que escribís. Y a los demás tampoco los humillaría por no ser nadie. No se imaginan lo avergonzada que estoy.

    ResponderEliminar
  32. Jajaja, si, ya está todo bien, solcucionado el caso de esta chica por el momento. Aceptó no perseguirme, pero igual hablamos de mujer a mujer y quedó todo bien. No voy a decir que quedamos de amigas, pero al menos entendió que yo no tengo nada que ver con su separación y que nunca quise interponerme entre ellos.
    En fin... Lo de la beca es así: en Chile se hace una prueba a nivel nacional para la selección universitaria, la fuckin' PSU que es una mierda la verdad. Toda la secundaria se basa en estudiar para esa prueba y yo me farreé todo eso, pero igual me fue bien y gané una beca completa en la universidad acá, lo cual fue muy propicio porque de otro modo no habría podido estudiar. Acá las universidades no son más que un sucio negocio y está la mentalidad de que si no entras a la universidad, no serás nadie en la vida. Para mí mi carrera no es más que un hobbi, estudio lo que me pasaiona realmente, pero no es lo que a lo que quiero dedicarme. Lo mío es la música jaja.
    Bueno, ahora me voy a subir otras pavadas.
    Flores!!

    ResponderEliminar
  33. Un compromiso con la vida real... hmmm. No se como explicarlo.

    Un compromiso así significa que te importe más cazar, ver montañas, hacer un barco para cruzar el océano, recorrer un continente a pie, ese tipo de cosas. Un ejemplo es Werner Herzog.

    ResponderEliminar
  34. Caramba sokón, dónde leí algo muy parecido hace poco...

    Bueno, ¿vendría siendo algo así como no ser profesor universitario? (dicho con cierta licencia filosofal)

    Ah Candelaria, pensé que habías abierto el taller literario, pero veo que no.

    ResponderEliminar
  35. Ser profesor universitario no debería ser lo opuesto al compromiso con la vida real, en mi opinión. Justamente lo contrario, para que valga en algo el proceso educativo.

    Pero le entiendo la licencia filosofal.

    ResponderEliminar
  36. sokon m, herzog es uno de mis favoritos (puedo hablar horas de él), pero también se puede llegar muy lejos sin moverse de la silla, o de la cama, y ahí está la gracia.

    hace un tiempo hubo una exposicion sobre Onetti en el cce. Y había una cantidad de manuscritos del viejo y por ahí una especie de decálogo donde se leía: "mentir, mentir..."

    Y esto es muy importante, si no no habría imaginación posible.

    Creo que la obsesión por vivir una vida-que-valga-la-pena-ser-contada no le ha hecho mucho bien a la ficción en estos años, tan contaminada de historia y testimonio.

    Creo que esa obsesión es parte del mito romántico del artista como un ser total. No creo que pueda ser aplicable hoy de manera literal.

    En mi caso, el realismo es lo que mejor me sienta, pero el realismo es una realidad puramente inventada, en mi caso para que parezca verdaderamente real.

    Imprimiré sus comentarios para mi carpeta de recortes de prensa, gracias de verdad.

    zeta, no se obsesione con los profesores. Ud. sabrá que las enseñanzas verdaderas pueden provenir de los lugares más inesperados. Y que un gran maestro puede tener interés ninguno en escribir nada.

    ResponderEliminar
  37. En cualquier momento, Zeta. Te dije que tengo poderes paranormales? Veo un futuro de profesor universitario en tus próximos años, Zeta.

    Sokon, no sabés de lo que habás. Se ve que vos no sos profesor universitario.

    ResponderEliminar
  38. Sospecho que un gran maestro no solo no tiene interés en escribir nada, sino que no sabría cómo hacerlo.

    En ningún momento intenté sugerir que el escritor debía vivir sus aventuras al estilo Robert L. Stevenson. Sólo que no debería ver el mundo a través de la literatura. Extraer de un rasgo cotidiano el núcleo de una escena, de un personaje, de una historia, eso es hacer literatura. Y me parece que el ambiente académico de las letras conspira para inclinar al individuo a extraer de extractos. Le quita frescura.

    Puede parecer algo menor, pero esta frescura (ya podremos definirla mejor algún día), para mí, es la diferencia entre una gran obra y una obra.
    Onetti es un gran escritor, pero generalmente no la tiene. No me gustaría escribir como Onetti.

    Felisberto Hernández es un escritor quizás con menos talento, o técnica (no hay caso, hoy no encuentro las palabras; un poco de sueño seguramente; bueno, en realidad me desvelé buscando una palabra), Felisberto no es tan escritor, decía, y a mí me parece más valiosa su obra que la de Onetti.

    Si me preguntás por un escritor uruguayo, me cuesta elegir a otro que no sea Felisberto Hernández. Aparentemente no dejó legado. No hizo escuela. Si yo fuera a discipular a alguien, lo elegiría a él. Y me gustaría mucho más que si existiera algo (que no existe, aún) que se llame literatura uruguaya, sea abrevara en Felisberto Hernández.

    Después, escribir es mentir mentir y mentir. Pero diciendo la verdad. Creo que ahí está la primera dificultad.

    ResponderEliminar
  39. astllr, me tapó la boca. Tiene razón.

    Herzog es uno de mis favoritos.

    Felisberto también, una de los mejores ficciones raras que haya leído es 'Menos Julia'.

    Queridísima candelaria, le tengo un claro ejemplo que demuestra cuanta razón tengo. Hay un famoso profesor universitario y a la vez un hombre de acción en todas las de la ley: Indiana Jones.

    Por otro lado, admito que no soy profesor universitario. Ni tampoco árbitro de fútbol: soy demasiado blando para ambas cosas.

    Z: ¿Levrero no está -de alguna manera- en la escuela de Felisberto?

    ResponderEliminar
  40. Pero Indiana Jones es sólo ficción, Sokon. Los profesores universitarios de verdad no son como Indiana Jones. Si fueran como Indiana Jones no serían profesores universitarios porque no sobrevivirían más de un día en la Universidad. El modelo de profesor universitario dominante se reproduce porque los profesores universitarios contratan a profesores universitarios que son iguales a ellos, y así sucesivamente. De ahí que Indiana Jones tenga pocas chances de hacer carrera académica.

    ResponderEliminar
  41. (¿los profesores universitarios se reproduce? ¿eso quiere decir Candelaria?)

    Sokon, Indiana Jones es el 1.
    Estése atento que se viene Indiana & the Kingdom of the Crystal Skull.
    (Aunque, la verdad, podían haberle elegido otro título. Hay veces, lo digo en serio, que los títulos me parecen inmorales.)
    (En la puta vida es uno.)
    (El reino de la calavera de cristal es otro)
    (Matrix es excelente)
    (Importance of Being Earnest es muy malo)
    (La importancia de llamarse Ernesto es buenísimo)

    Prometo prometer escribir un día sobre títulos.
    (promesa cumplida)

    ResponderEliminar
  42. Desgraciadamente, Candelaria, lo que ud. describe de los profesores universitarios es cierto la mayoría de los casos.

    El corporativismo -que es otra forma de decir mafia- docente es una mierda.

    ResponderEliminar
  43. Un gran título, de Werner, 'Hasta los enanos empezaron de chiquitos'.

    ResponderEliminar
  44. Otro gran título: 'Cada uno para sí, y Dios contra todos' (acá se conoce la película como Kaspar Hauser).

    Es posible que Kaspar sea un antepasado de Dougie, el famoso médico.

    ResponderEliminar
  45. Los profesores universitarios se reproducen y lo bien que hacen. El problema es que en general se reproducen mal y generan engendros que se creen profesores porque saben dos o tres fechas que, obviamente, nadie más que ellos sabe.

    Con la escuela felisberto-levrero-masliah-etc. tengo sentimientos encontrados. Hay algunas cosas de Felisberto que me gustan, partes de cuentos, momentos de iluminación, pero en general esa escuela, por llamarla así, me aburre en su neurosis.

    Pero también me encontré con La novela luminosa, que está tan bien escrita que el bodrio pasa a un segundo plano. (Los lectores buscamos en los textos cosas que ni sabemos que buscamos).

    Maslíah me aburre porque es hiperproductivo y no selecciona, hay que mover demasiada hojarasca para encontrarle algo. Como músico me gusta un poco más. Y como dramaturgo es buenísimo, aunque no sé nada de teatro.

    Onetti es Onetti, tómelo o déjelo. Yo a veces lo tomo y a veces lo dejo.

    Quiroga, Arregui, Morosoli, son grandes escritores uruguayos.

    Para mí los escritores se clasifican así:

    1. buen escritor que escribe bien
    2. buen escritor que escribe mal
    3. mal escritor que escribe bien
    4. mal escritor que escribe mal

    No me leyó todavía, z?

    ResponderEliminar
  46. Sí Zeta, reproducción social. Todavía no cursaste "Sociología"?

    Yo no le llamaría mafia, Sokon. Sólo están cuidando la chacra y por eso no van a seleccionar a alguien que pueda llegar a superarlos y quitarles el cargo.

    ResponderEliminar
  47. Astllr, estoy procurando un ejemplar completo. No me empuje.

    A Quiroga no lo cuento como uruguayo. El no quiso serlo. Me dirán que uno no puede negarse así como así a ser uruguayo. Y yo no diré nada. Me encogeré de hombros.

    Arregui no me gusta. Y a Morosoli no le he leído. Maslíah no es escritor (ni siquiera mal escritor que escribe mal, creo) (aunque esa taxonomía es tramposa, astllr, sospecho que un mismo término cambia de significado al cambiar de punto).

    No creo, Candelaria, que haya una conspiración. Ni eso.
    Ojalá. Pero no.

    Qué buen título sokón, Hasta los enanos empezaron de chiquitos
    (aunque, eso sí, un título no puede ser bueno per se)

    De todo esto, lo que más me preocupa es que, me consta, hay por aquí algunos profesores sospechosamente silentes.

    ResponderEliminar
  48. Mafia, repitió Sokon M, y acarició la culata de su .45 una reliquia de la guerra de Corea que según cuentan usó Chuck Norris, y que todavía funciona.

    Y para sus adentros musita: 'un día van a ver, todos van a ver'.

    ResponderEliminar
  49. bueno sokon m, está bien, somos una mafia, pero gente buena en el fondo.

    "Hasta los enanos..." no es sólo un gran título sino una gran película, un hito del sadismo.

    recuerdo el enano que se quiere clavar a la enana, pero no puede porque no alcanza a subir a la cama

    luego la calesita salvaje con la cachila, que termina en ese pozo horroroso.

    qué ganas de verla me dio!

    z, nada más uruguayo que no querer serlo, así como negarle a un exiliado su identidad original.

    no entiendo exactamente. Cuando dice que no hay una literatura uruguaya, quiere decir que no hay buenos escritores uruguayos haciendo literatura?

    Puede haber excelentes escritores sin que exista una literatura nacional, no hay necesidad de plantearse algo así.

    ResponderEliminar
  50. Astllr, mire que con lo de mafia no me refería a ud. Le aseguro que me hubiera encantado ser estudiante suyo.

    Y en lo que respecta al resto de los profesores universitarios, era mi complejo de inferioridad hablando.

    El mono cruficado de la película de los enanos fue muy cuestionado. Pero en realidad la película tiene una mirada tierna para con los enanos.

    Durante el rodaje uno de los actores fue atropellado por el camión que mencionabas.

    Estaban todos tan baqueteados que Werner les prometió que iba a saltar a un monton de cactus cuando terminaran de filmar, y los dejaría -a los enanos- filmarlo a él saltando. Y cumplió. :-)

    (se que ud. conoce todo esto astllr, es para beneficio de los demás lectores)

    Yo tengo entre mis planes una novela corta sobre un par de estudiantes de cine desaprensivos que van a filmar un largometraje que se llama 'El corto', sobre un enano. Originalmente iba a ser una película, pero es más fácil y más barato escribir. Y los enanos son personajes recurrentes en mis cuentitos: Mis Balas de Plata, El enano adivinador, p.e.

    A la órden si quiere una copia. Werner robó una cámara porque le parecía más justo que la usara él a que la tuviera el instituto de enseñanza de cine; seguro no le molestará esa pequeña piratería.

    ResponderEliminar
  51. Le juro Zeta, que leo y me reprimo. Espero sepa apreciar que me quede tranquilita.
    Tengo ganas de aplastar mosquitos... yde no ayudar a salir moscas.
    Usted me entiende.
    Estoy al borde del homicidio, así que mejor me voy a dormir.
    Si usted quiere puedo recluir un pacientito que veo por acá que tiene... por ser usted no le cobro el trámite. No es que sea de "mis" pacientitos, pero por como delira, le aseguro que les vendo el buzón y entra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  52. acid cherry, le puedo prestar mi .45, parece que ya no la voy a necesitar

    ResponderEliminar
  53. Cuidado Sokon que Asti como profe debe ser bastante insoportable.

    Zeta, en ningún momento hablé de conspiración. Tal vez contagio, pero no conspiración.

    Sí, sí, a ver quien me explica por qué no hay una literatura uruguaya. Es algo terrible. Pobres uruguayos. Ni siquiera tienen una literatura. Menos mal que no soy uruguaya.

    ResponderEliminar
  54. Candelaria, me molestó tú último comentario.
    Tratá de no ser agresiva.

    ResponderEliminar
  55. Tratá????? Eso nomás?????

    (Ohmmmmmmmmmmmmmm)

    sokon, es usted muy amable. La verdad es que me gusta la idea... pásemela y veo si consigo convertir en realidad lo de la mosquita muerta!!!

    ResponderEliminar
  56. sokon m, no conocía los entretelones que menciona de "Hasta los enanos...", pero no me cabe la menor duda.

    El tipo tiene una capacidad para manejar a la gente que quizá sea uno de sus mayores dones. Empezando por cómo manejó al demonio de Kinski.

    Luego hay una escena en el diario de filmación de Fitzcarraldo (no recuerdo el nombre) donde los indígenas medio que se le vienen encima, se les habia muerto alguno subiendo ese barco infernal, los tipos no tienen cancha para jugar al fútbol...

    Y el tipo les dice a los de la producción, sí, tienen que jugar al fútbol! Y todos contentos. Es un hipnotizador.

    También recuerdo cómo hace llorar al ingeniero de The White Diamond, es tremendo, y cómo le dice a la amiga del pobre tipo devorado por los osos de Grizzly man que no escuche la cinta donde se oyen los gritos del tipo en el momento de ser devorado... Y ella lo mira a como si fuera Dios.

    Vio Cobra Verde?

    Luego me doy una vuelta por su baticueva.

    Salud

    ResponderEliminar
  57. Lo de la literatura uruguaya astllr es sencillo. Hay escritores uruguayos. Hay literatura que se desarrolla en uruguay. Pero protagonistas uruguayos. Pero no literatura uruguaya.

    Es buena la de que no hay nada tan uruguayo como no querer serlo.
    Ahí me deja sin palabras.

    ResponderEliminar
  58. Candelaria para Candelaria15 de marzo de 2008, 9:21

    Tengo una dudita: la víbora "encandilada" que se apostó en la entrada ¿Tiene alguna razón estética, humorística, ritual?

    Al principio dudé, pensé que era un estupendo ejemplar de elaphe scalaris, después tuve la seguridad: es una malpolon monpessulan, demasiado vieja, resentida y humillada como para siquiera, dejar veneno de calidad.

    Tape la canasta, Zeta.

    ResponderEliminar
  59. eso fue para mi??? No entiendo tu idioma. Se nota que no tenés título universitario. Ni siquiera pudiste aprender a copiar y pegar.

    zeta, podrías explicar un poco más por qué no hay una literatura uruguaya?

    ResponderEliminar
  60. Yo creo que uno no debería hablar tanto de formación superior, cuando, a cada palabra deja en evidencia la carencia absoluta de la más elemental educación. Y ya no hablamos de la educación académica, sino de la vivencial, la social.
    Lamentablemente para estas personas, uno no camina por la calle con el título colgado al cuello (cual perro con su collar). La educación debería denotarse en el trato adecuado, correcto, sutil y delicado que se profesa a los demás.
    La elegancia, como los buenos modos, es algo que se enseña desde la cuna.
    Si llegada la edad adulta no gozamos de ninguna de estas virtudes, dificilmente podamos adquirirlas en ningun ámbito colegial.
    Y ya de nada sirve la soberbia ostentación de título porque, en principio, no se ha tenido la capacidad de construirse como persona.

    ResponderEliminar
  61. Qué argumento demoledor. Si yo no tuviera título diría lo mismo que vos. Y si hubiera nacido pobretona como vos también andaría por ahí construyéndome como persona, por suerte no tengo ninguna necesidad de construirme. Vos evidentemente no vas a conseguir nunca un título, así que seguí construyéndote que es lo único que podés hacer y además se nota que te falta bastante para terminar de construirte como persona.

    Por último, fue un gran error que dejaras el anonimato. Ahora todo el mundo se enteró que sos una boba.

    ResponderEliminar
  62. Candelaria ¿Porqué te diste por aludida?
    Vos no sabés nada de mí. Y yo sé de vos que querés poner un tallercito literario de los 3 millones que pululan por ahí, que sin un nombre no son más que intentos amateurs de gente fracasada.
    ¿Porqué en cambio de eso no escribís y publicás cientos de libros?
    ¿Que hacés vagando por los blogs en cambio de estar dando entrevistas a los multimedios?
    ¿Que es de la vida de una tipa tan resentida y amargada que se dedica a insultar con su lengua vífida escupiendo veneno por doquier?
    Se huele a la distancia el hedor de las heces que despide el fracaso y la inmundicia de una vida miserable.
    Solo aquél que conoce las dificultades para acceder a un titulo, pone tanto énfasis en su importancia.
    Hay taxistas con título, secretarias, vendedoras de ropa.
    Solo quien ha padecido o visto de cerca la pobreza la desdeña con tanta zaña.
    Mejor llamate al silencio porque tus gritos de desprecio hablan más de vos que de los demás.
    Hace días que te veo desparramar palabras desagradables, descréditos e insultos.
    Si el resto de los lectores tiene la mitad del nivel cultural que yo les atribuyo, estás pasando vergüenza y dando lástima.

    Buscate una vida y un poquito de felicidad.
    Podría ser más soez, pero vos no lo ameritás.

    ResponderEliminar
  63. Cómo que tallercito litarario???????????? Querida, te informo que mi taller es exclusivísimo debido a que tiene una ubicación envidiable y al nivel de las personas que van a concurrir: toda la elite de la literatura sanisidrense. Se puede hablar de literatura sanisidrense, Zeta?

    Y además te informo que no es lo único que hago. Por supuesto que escribo y publico. Tengo un blog, al igual que los otros que comentan acá. Disculpame pero no veo donde está la superioridad cultural. Asti tiene título universitario. Yo también. Los demás no sabemos. Vos sabemos que no. Asti dice haber escrito una novela, que, por cierto, no leyó nadie, y tiene un proyecto de ensayo, que es sólo un proyecto. En cambio yo ya tengo varios ensayos publicados en mi blog, además de mi trabajo periodístico en Gualeguaychú. Los demás sólo tienen un blog, como vos y yo. Yo soy de San Isidro, tierra de aristócratas privilegiados. Y acá es claro que no hay otros aristócratas. Así que no me vengas con pavadas.

    No me gustaría que quedes como una pelotuda por eso no quiero discutir con vos. Es muy claro que corrés con desventaja y que yo te supero intelectualmente. Y eso, mi estimada, te pasa por no tener un título universitario.

    ResponderEliminar
  64. Perdón, ¿vos basás tu trabajo en un blog?
    ¿De verdad toda tu prepotencia proviene de un blog?
    Lo tuyo es triste Candelaria. Verdaderamente patético. Literatura sanisidrense... sos chistosa. Cuando hablo de publicar, me refiero a que una editora quiera tu libro, a que una revista o diario quiera tus ensayos, hablo de publicación en papel, con portada, con tu nombre en la tapa y una reseña de tu vida y odios en la solapa.
    ¿Y vos venís a presentarte con un blog?
    ¿Todo tu título universitario te valió para un blog?
    Un blog como el de cualquiera de los miles de millones de aficionados a la red. Desde niños de 12 años que escribe "ke t paza.Bsos.", amas de casa aburrídisimas... ah! y Candelaria.
    Si te la tirás de escritora "eximia" y juzgás de esa manera el trabajo de Asti o Sokon, quedaste peor que el abogado que maneja un taxi y la "señorita yo estudié letras y filosofía" y vende pororó a la entrada del cine.
    Tu taller, por mucha ubicación que tenga, no es más que un tallercito literario. sanisidro tiene 10 millones de todo...! tiene la universidad...! y vos querés armar un tallercito y hacerte la que hace algo magnificente.
    El año pasado el instituto de mi familia armó un cursito de mierda (de muy buen nivel, pero no vamos a hacer de cuenta que eso nos convierte en premios nobel de literatura...) que presentó a la provincia y se dicto en todas las capitales de argentina.
    ¿Vos pedazo de chiquita ridículamente soberbia pensás que no sabemos que no deja de ser un cursito más? ¿Y que no sé que aún siendo nada es muy muy muy superior ese proyecto con puntaje otorgado en el reconocimiento ministerial al de un tallercito literario perdido en un saloncito de san isidro?
    Sos patética. Callate y dejá de hacerte la tengo título, no sé nada de los demás, hablo hasta enterrarme 40 metros bajo tierra y tengo que desaparecer.
    Cuando quieras te paso el telefono y la dirección del instituto de mi familia en Rosario a ver si querés armarnos algún cursito y te hacemos conocer un poco de mundo.
    Ah... y para que cierres tu bocota presuntuosa de nenita que necesita llamar la atención: Saramago nunca pudo concluir sus estudios y hoy es premio nobel, doctor honoris causa de varias universidades y ha presidido innumerables asociaciones de autores y artistas.
    Voy a leer tu respuesta. Pero no te voy a contestar.
    Te lo aviso para que no te sientas traicionada. Las razones son:

    - Me aburriste.
    - Ya todos te leyeron: tenés un blogcito igual al de cualquiera de los demás, al igual que tantísima gente de esa que vos menospreciás.
    - No tenés publicación alguna, ni nombre en una revista de relevancia cultural o artística.
    - Vas a hacer un tallercito en San Isidro. Quizás un día de estos, aburrida, busco en los clasificados y cuento cuantos cientos más hay.
    - Jamás fuiste ni remotamente capaz de justificar tus dichos, ni de ponerte de ejemplo de nada, razón por la que no merece la pena continuar degradándote más. No poseés capacidad para un debate al que te pueda llevar ninguna de las presentes personas.
    Ah! El nivel cultural de los demás, lo demostraron en el trato y la sutileza de apenas dirigirse a vos. Ellos mantienen una actitud de Lores Ingleses... y vos desentonás cual verdulera de feria que empieza el día a los gritos.

    Un cordial saludo!

    ResponderEliminar
  65. "El instituto de mi familia"?? "verdulera de feria"?? Ya me parecía que vos no eras tan diferente a mi. Claro que vos sos provinciana y se te nota. No tenés idea con quien estás hablando, querida. Pertenezco a una familia patricia con grandes inversiones en tierras. Soy como vos. No necesito estudiar, ni trabajar, sólo lo hago por diversión. Claro que yo no tengo dificultades como vos. Conseguí mi título de Licenciada en la UBA, en la misma Facultad que estudió Borges. Yo estudié en las mismas aulas donde estudiaron los grandes escritores argentinos. En cambio vos, con una familia dueña de Instituto provincial y ni siquiera consguiste un título. Sos verdaderamente patética.

    No podías elegir peor ejemplo. Saramago apesta. Como muchos otros escritores sin talento, hizo fama de buen escritor por ser políticamente correcto, y por eso logró repercusión entre los pseudointelectuales como vos. No me gusta Saramago y ahora entiendo la razón: no tiene título universitario!! Antes que ser como Saramago y tener el reconocimiento de gente como vos, prefiero ser una blogger semianónima. Y eso por ahora. Cuantos escritores comenzaron con un blog y luego saltaron a la fama. No te hagas ilusiones, que a vos no te va a pasar. Y ya te dije que me aburre discutir con gente intelectualmente inferior.

    Por cierto, Asti, dónde se puede conseguir tu novela en Buenos Aires?

    ResponderEliminar
  66. Candelaria: esos argumentos no te los creés ni vos.

    Una vez le iba a comprar 'Ensayo sobre la ceguera' como regalo de cumpleaños a un amigo. Y una muchacha que estaba en el mostrador dijo 'ah, ¡que autor Saramago! pero ¿justo ese libro vas a regalarle? es muy difícil, porque es un ensayo'. Esto es cierto.

    Astllr: le tengo dos noticias, una buena y una mala.

    La buena es que le conseguí un lector. Un amigo vino a comer a casa y le comenté de AD. Hicimos la prueba Pepsi del sabor, algo que con este amigo hacemos cuando vamos a elegir un libro: consiste en abrirlo en cualquier parte y leer un párrafo al azar. Naturalmente pasó la prueba con creces.

    La mala es que se lo presté así que no va a ver un peso de ese lector.

    En cualquier caso estoy dispuesto a compensarle sus ganancias con cerveza cuando quiera.

    Werner y Kinski son maravillosos. No tengo palabras.

    No conocía la anécdota del fútbol!! :-)))))) Es tal cual como decís, Herzog es un hipnotizador. Lo adoro al tipo.

    El ingeniero de The White Diamond es buen personaje, pero el negro con el gallo Red es mucho mejor. Algo muy poético que me impresionó en esa película fue toda la historia de la supuesta filmación de lo que hay en la cueva atrás de la cascada, la que deciden no incluir en el documental para mantener el misterio y el mito en que se funda la sociedad de indígenas de la zona. Para mi eso está todo fabricado por Werner. :-)

    Nunca había visto algo tan siniestro como cuando Herzog le dice a la ex del grizzly man 'no tenés que escuchar nunca esto, tenés que tirarla, entendés? tenés que tirarla'. Es 100% lovecraftiano. :-))))

    Sobre Cobra Verde: entre los proyectos que tengo para escribir algún día está la saga de Karateka Matón (el personaje se originó basado en un preso que era experto en Kyokushin y el personaje de Terry Surugi, interpretado por Sonny Chiba en la saga The Street Fighter). La segunda entrega de mi saga se llamará 'Karateka Matón 2: Changos que pelean', y es un homenaje a Francisco Manoel da Silva el bandido Cobra Verde. En este episodio, al karateka matón lo visitan unos travestis que están siendo vapuleados por mujeres que le roban los clientes para que les enseñe karate.

    ResponderEliminar
  67. A ver, niñas, la única causa de pelea que aquí toleraría es que se pelearan por mí.
    No es el caso, y si lo fuera la discusión ya abría terminado y tendríamos una feliz ganadora.
    Así que hasta aquí llegó el tema.

    Sokon, le hubiera vendido la copia a su amigo y después se compraba otra. No lo va a decir astllr, pero se lo digo yo.
    A propósito de El karateka Matón, escuché rumores de que el rodaje había comenzado. ¿Son falaces?

    ResponderEliminar
  68. No es 'El' Karateka Matón. Es 'Karateka Matón'. Por aquello de 'Karateka Matón no toma mate, te mata'.

    Y, no, aún no empezó el rodaje. :-))))

    ResponderEliminar
  69. Por Favor:

    Candelaria merodea hace tiempo los blogs y siempre con el mismo efecto: desviar el tema hacia ella o a la discusión que se le ocurre.

    Digamos que es una suerte de troll vestido de dior.

    Tan simple como eso, siembra discordia.

    Ya en otras épocas también aparecía Envidiosa y también Marujita. Terminaban desvirtuando el blog con peloteras con los demás comentarias, logrando, muchas veces, que se fueran.

    Mi consejo es: ignorarla. De verdad les parece que vale la pena contestarle? Creo que no.

    Seguramente ahora la emprenderá contra mi y lo demás. Ya no me interesa. Además, confío en el criterio de Zeta para hacer lo que sea necesario para reestablecer la paz.

    Y, candelaria, lo que puedas decir de mi me importa muy poquito y si pasás por mi blog y el comentario no me gusta, lo voy a eliminar.

    ResponderEliminar
  70. Si, si, yo soy muy mala y vos sos una santa. Circe clama por sangre. Quiere quemar a la bruja en la hoguera. Si estuvieramos en la Edad Media no tengo ninguna duda que estarías del lado de Torquemada gritando: bruja!, bruja! Tené cuidado no te vayas a morder la lengua que caés fulminada. Sos otra pelotuda envidiosa y prejuiciosa. Es lógico porque no tenés ni la mitad de carisma que yo. Sos parca y aburrida. Como se te ocurre que voy a pasar por tu blog. No me gusta la gente aburrida.

    Zeta, que quede claro que soy totalmente inocente. Ellas empezaron porque me tienen envidia, lo cual es lógico porque yo soy más linda, inteligente, simpática y talentosa. Y además soy Licenciada.

    ResponderEliminar
  71. Zeta, usted no se preocupe mi querido, con el debido respeto que usted me merece y como ya me conoce, he cumplido mi objetivo y ya me aburrí.
    "La Licenciada" de familia patricia (JUAS) que habla de pseudo intelectuales y a medida que prolonga su discurso lo que hace es soslayar, que en realidad, lo único que ha leído es la revista Intervalo. Y encima, ya se ha proclamado "inocente".
    Está rabiando porque su familia patricia no ha podido salir de su lugarcillo de terratenientes y crear nada de índole cultural, más que ella misma, que es un atisbo de falaz capacidad cognitiva.
    Y con eso me conformo. Yo ya sé como hacerla callar la boca y ella todo lo presupone sobre mí porque nada le he confirmado.
    Fijese usted, en ningún momento le dije por ejemplo "yo no tengo titulo universitario...y..." ni tan siquiera eso puede afirmar. Toda su defensa es tan endeble como sus afirmaciones sobre su persona. Puede ser tan Licenciada como Ingeniero era Blumberg. Yo sin copia certificada en tribunales de su título, puedo posicionarla como verdulera de feria o lo que yo más quiera.
    Estese tranquilo mi querido Zeta, este es el último instante de protagonismo que le otorgo a esta señorita que no me merece ni el más ínfimo interés. Usted sabe que era algo que iba a hacer porque me divierte, y ella, mientras tanto, está vociferando su alcurnia sin percatarse que jamás va a pasar de ser el hazmereir.
    Hágase un favor y regrese a su anonimato virtual señorita, porque cuando se da a conocer se pone en evidencia.
    Y para que termine de asquearse le diré mi querida, que mi familia también tiene campos. Pero han tenido el buen tino de no educarnos como sociópatas, situación que la suya indudablemente no ha podido evitar.
    Un troll, como bien define Circe. Ni más, ni menos.
    Me comprometo de ahora en más Don Zeta, a ignorarla rotundamente y enviarla al más solitario ostracismo. Ni una mención más!
    Le envío un cálido abrazo... y cuando lo desee para que se sienta querido, Circe, Susana y yo, nos peleamos por usted.
    (JEJE)
    (¿Cierto chicas?)

    Besos!

    Nota al margen: Prometo buscar la obra de Sokon y Astllr cuando finalice lo que estoy leyendo. Astllr... ¿podré encontrar si libro en formato digital? Más que nada ante la posibilidad de no poder adquirirlo en Argentina. Aunque seguramente puedo solicitarlo en Cúspide y que me lo consigan aunque demorará 15 días más de lo habitual.

    Ah... Sokon, la balsa de piedra es muy interesante también, si uno se toma el trabajo de no quedarse con la historia subyacente. En caso de que no la haya leído se la recomiendo.

    ResponderEliminar
  72. jejeje y además, predecible!

    adorable.

    ResponderEliminar
  73. Querida Cherry, me siento muy halagado de que hable de mi 'obra' al lado de la de Astllr, pero la verdad es que yo soy un aficionado, y Astllr es bueno en serio. No pierda su tiempo, consiga el libro de Astllr.

    La balsa de piedra, tomo nota. Gracias!

    ResponderEliminar
  74. sokon... yo creo que todos los que deciden traer un libro a este mundo ponen todo de sí. Más allá de la lectura intelectual o crítica formal que uno pueda hacer de un texto, siempre se lo debe tratar con respeto porque es el trabajo de alguien. Y en esto, todos los intentos serios de escritura son iguales.
    Y no hay tal pérdida de tiempo. Puedo leer ambos y me apetece hacerlo, claro, en cuánto le haya dedicado el tiempo que se merece lo que estoy leyendo en este momento.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  75. Hay algo de cierto en lo que dice, Cherry, uno casi siempre empieza a leer un libro con cariño. No siempre lo termina igual. Algunas veces uno lee con mucho cariño. Se disfruta mucho más así.

    El problema es que un libro, se disfruta, o se analiza. Casi te diría que este principio es inmensamente gerenalizable. Y quizás es una decisión que debe tomarse en forma consciente: o analizamos, o disfrutamos.

    ResponderEliminar
  76. Bunaki = separar en partes = análisis. ¿Donde escuché yo que eso era para principinates? ;-)

    ResponderEliminar
  77. Salgadeahi sokon, que voy a empezar a temer que ud me toma en serio...

    ResponderEliminar
  78. A propósito sokon, me divertí mucho más temprano mirando la película que ud. homenajeó en su blog. Lloré, literalmente. Igual, le digo, mi ídolo es el Shogun
    :))

    ResponderEliminar
  79. :-)))))

    ¡El Shogun del Bronx se roba la película!

    ResponderEliminar
  80. Indiana Zeta Jones, no es ficción.
    Existe.
    Hmmmm, y está exquisita.

    A mi Z, me dijo que si yo queria podía pasar por su blog y servirme de lo que me venga en ganas.
    Solo vine por lo que está permitido, me agrego a la causa. "Pelear por Z" ya somos Cirse, Susana y Cherry.
    No importa que haya una feliz elegida.Yo me sumo de todos modos.

    Beso Zeta

    Indiana Zeta Jones

    (Sanisidrense pero no de la elite de la literatura, sino del KIT, KAT, CLUB!
    Lugar donde acuden principalmente los que pertenecen a una familia patricia para poder soportar "la vida que les tocó" y no termino aquí, también concurren los grandes escritores de la elite!!

    Y si no... donde vieron a un escritor sin SU puta?

    Alguien que le avise, que San Isidro es provincia.
    Provinciana de Bs. As.
    Me muero !!!!

    ResponderEliminar
  81. India, en dónde vivís? Todavía no te enteraste que San Isidro es distinto??

    Y no sigo contestando porque Zeta borra mis comentarios y yo no vuelvo a comentar en los blogs que me censuran.

    ResponderEliminar
  82. Y bueno Candelaria.
    Vos sabrás.
    Pero para que Z, te borre, lo habrás fastidiado hasta el hartazgo.

    Yo tengo pase free.
    San Isidro "es distinto"?
    Supongo que lo dirás por La Cava.

    Si me da la gana vivo en San Isidro, algunos días en Sucre y otras veces en Esnaola.

    Me da vergüenza ajena.
    Ese clishe te lo vendieron en el 83! y vos seguís comprando.

    Tenemos dos mas:

    1)“Aca se invierten las tasas que pagan los vecinos”!!!!

    2)"ZONA NORTE ESTA MAQUETADA"
    San Isidro es nuestro mejor ejemplo!!

    Este último invención de mi mejor cliente.
    Estimada Licenciada,sepa distinguir marketing politiquero.

    Por las dudas le aclaro que pasamos por la UBA y luego a matricularse en el C.A.S.I.
    porque el servicio de lunch era "distinto"!!
    Los sanwichs eran de miga!!!

    Muero por saber donde está tu taller literario, los conozco a todos, espero no esté cerca de V. de Obligado, Las Gaviotas o Alem, porque no lo resistiría.
    Y te lo digo con respeto.

    Que quede claro que solo me uno a la causa: "Peleemos por Z"

    Dra. Indiana Zeta Jones

    ResponderEliminar
  83. yo pelearía... pero cuando la rival sea digna.


    sino ni me gasto, che.

    ResponderEliminar
  84. Yo sólo peleo por algo que valga la pena. En la pelea por Zeta paso.

    India, sos doctora con doctorado o sólo abogada?

    Acaso no te das cuenta que San Isidro es distino más allá del marketing politiquero? Entrás a San Isidro y se nota en seguida. Cambia el ambiente, se respira otro aire, la gente es diferente, en fin... es distinto.

    Todavía no abrí el taller. En cuanto lo haga te aviso y por supuesto que voy a tener en cuenta tus consejos. Porque este taller va a ser distinto.

    ResponderEliminar
  85. India... ni te gastés. Es tirar pólvora en chimangos.
    Mejor peleémonos por Zeta!!!
    Me gustó lo de Dra. Indiana...!!! Si a eso le añadís foto se quedan todos culo pa'l norte!!!
    Che, Indus... no sabés como me gusta tenerte siempre cerquita!!!
    Te lo digo por acà, así Don Pablo no se me pone celoso! JUAS!


    (Yo que vos, uso el free pass en algo de mayor calidad, a veces es mejor ignorar).

    ResponderEliminar
  86. Bueeeeeno, bueeno, queridas niñas, ya está, por favor. Pasemos a otras cosas.

    No la esperábamos Indiana! Pero me encanta que venga. Qué momento eligió para usar su free pass. Ay Dios. (Ya vi que volvió a incorporar el Zeta, hizo bien, dra; se ha vuelto inevitable que cada vez que sale el tema de mi ídolo Indiana Jones, me acuerde de ud; y de su tuerquis también, al menos como lo imagino)

    Lo que sí me dejó pensando con lo que dijo antes sobre los escritores. Lo voy a tener presente.

    Un beso, entonces, para ud. Indiana, para Circe otro, para Su si anda por ahí, para Goo que no anda para ahí; un beso para Cherry.

    Y bueno, creo que son todas las inscriptas, asi que por ahí me planto.

    Y ahora, volvamos a nuestras raíces.

    ResponderEliminar
  87. Okis.
    Y NO.
    No me retiro, solo me quedo atenta y cerquita leyendo como siempre.

    Es un honor para mí Cherry, estar cerca suyo.Soy yo la agradecida.

    Zeta ya dijo:
    BASTA, el 15/3/08 21:36 hs.

    El 16/03 anunció que hasta aquí toleraba el tema.

    Un agregado más:

    Licenciada es cualquiera, un titulo universitario y en la UBA, lo obtiene cualquiera, es cuestión de nunca olvidarte de la inscripción de la cursada y de votar.

    El don de gente, eso si que no se aprende en ninguna Universidad.

    Aplica tu título y después hablamos, ansiosa espero me indiques por donde vas a poner tu taller literario.

    Slds.

    Dra. Indiana Zeta Jones

    PD: Ni siquiera como mujer podes intuir que Z, vale la pelea.
    Solo que él ya eligió.

    PD2: Siempre tengalo presente mi estimado Z y que sea la mejor de todas:la suya.

    ResponderEliminar
  88. Hay muchos dones que no se pueden aprender en ninguna universidad, India. Un título universitario no es suficiente para ser exitoso. También necesitás tener dinero.

    Parecería que me lo quisieras vender, pero te repito que no me interesa. Zeta es todo tuyo. Yo aspiro a algo mejor que vos: un sanisidrense de familia patricia, rugbier, socio del C.A.S.I., etc.. Y por supuesto con título universitario.

    ResponderEliminar
  89. Hace un rato, cuando estuver haciendo de besuqueiro, al estilo Jorge Nasser en el Olimar, como me dijo una amiga, cometí unas omisiones imperdonable: un beso enorme para la Reggis que está pasando la Semana Santa en Cancún, otro para Basilia, que está más allá de la blogósfera -creo- y otro para Sil, que no tengo la menor idea en qué anda.

    ResponderEliminar
  90. ahh India, me olvidaba del peor defecto de Zeta. Para mi gusto es demasiado inseguro, como todo hombre que no juega al rugby.

    ResponderEliminar
  91. Zeta, creo que lo que envicia la literatura es el escritor profesional, más que el reflejo académico. A mí me gusta Tabucchi, particularmente su Réquiem. Y el tipo me cae bien. Asistí hace unos años a una charla que dio en la casa de américa latina (acá). No me molesta su oficio, que es lo que vos tal vez llames lastre. Pero, por no poner sino un ejemplo, no logro soportar a Carlos Fuentes y toda su gomina. Charlé unos minutos en un grupo que se formó cuando en la misma casa se hizo un homenaje a su hijo muerto. Intragable. Y bastante emblemático, para mi gusto, del escritor profesional. O, peor aún (terror insufrible), del intelectual profesional, un aborto neuronal sin parangón, cuánto al (andaba Volpi en la vuelta, que juega en el mismo club).

    Sinon, he sabido de profesores universitarios que se reproducen y hasta llegué a no entrar a un baño por temer confirmarlo in situ.

    Qué cambiado tu blog, che, qué cambiado. Cuánto profesor. Cuánto escritor. Diosmio.

    ResponderEliminar
  92. Tabucchi me cae bien. Me gusta en particular, también, Requiem. Pero en general, encuentro un tipo de vicio en su obra. En Sostiene Pereyra me parece bastante claro. A fuentes no lo conozco, ni lo he seguido mucho. Igual que como te pasa a vos, me parece que no es un tipo que me vaya a caer bien.

    A Volpi lo descubría hace unos años, de casualidad, al leer En busca de Klingsor. Es una novela que me gustó mucho y que además en cierto sentido influyó bastante en la llanura.

    En todos lados pasa, más o menos. Acá en Uruguay tenemos a varios intelcuales profesionales. Mirá, jahey, casi te diría que es lo que más tenemos. Desde el punto de vista literario, es muy difícil, creeme, encontrar alguien que esté tratando algo. Que esté buscando. Los tipos se esfuerzan por parecer técnicamente aceptables y punto. Y los escritores que han ganado algún renombre (muchas veces, y te lo juro, jaher, te lo juro, no tengo la menor idea de cómo; bueno, sí, sí la tengo, pero no lo voy a decir) se dedican a ocupar carguitos o a ir de conferencia en conferencia diciendo cosas aburridísimas.

    No me cierra mucho esa modita de escritores conferencistas. Esa es una cosa que me gusta de García Márquez. Vargas Llosa sí es conferencista, y hasta me parece que ha pasado a ser más lo último que escritor.

    Mirá, tengo en mente varios nombres de escritores e intelectuales uruguayos, de los que suelo preguntarme, quién es este tipo, por Dios, de dónde salió, y por qué está ahí hablando de cualquier cosa, y por qué dice siempre más o menos lo mismo cuando habla de cualquier tema, y qué hago yo acá perdiendo el tiempo.

    La intelectualidad tiene una función. Tiene una función importante en la sociedad.
    Pero no la cumple. La función es la de formador de opinión, en todo caso. Pero debe hacerlo desde un punto de vista crítico. Pero no lo ejercen. Y en parte, el hecho de que todo el aparato politiquero esté bastante hecho mierda, se debe a la falta de una intelectualidad que esté ahí marcándole la cancha y formando opinión.

    De todas formas, no me gusta la ondita que hoy tenemos de que un escritor tiene que ser un Intelectual. No creo que sea así. No creo que un pintor tenga por qué serlo, ni un músico. Tampoco un escritor. Creo que ese es el problema que veo en los profesores-escritores.

    Por eso nombré más o menos indirectamente a Hemingway. Por lo que representa su prosa, pero también por lo que representa él. Sokon lo dijo antes, de una forma lo suficientemente ambigua como para ser cierto: es preciso tener un compromiso con la vida. En una cierta acepción de vida.

    A mí me gusta el escritor que escribe porque quiere encontrar algo, porque quiere inventar algo que no existía. No el que escribe para mostrar nada. No el que escribe para otros escritores, ni para críticos, ni para profesores. Ni para hacer unos pesos.
    Y también me gusta, mucho, el que escribe, como dice Dolina, para levantarse minas.

    ResponderEliminar
  93. Zeta, el que escribe para levantarse minas es un boludo. Nunca un tipo se levantó una mina escribiendo. A lo mejor creyó que si, pero si tuvo éxito fue porque la mina lo había elegido antes. Niego rotundamente esa función de la literatura, basado en mi experiencia personal así como en muchos documentales de National Geographic.

    Sobre el escritor uruguayo, la verdad es que es difícil que alguna gente no busque un carguito. No se puede vivir de la literatura. Ud. tiene un trabajo de verdad, la cobertura perfecta para ser escritor. He visto que eso mismo pasa con la investigación académica/docencia: es una carrera en pos de unos mangos de presupuesto, un proyecto aquí y otro allá, un convenio acuyá.

    Yo propongo reinstaurar el mecenazgo, y me candidateo para que me mantenga algún millonario.

    Sobre el escritor que quiere encontrar algo, inventar algo que no existía, coincido 100%. Pero es difícil, sobre todo no desanimarse cuando a uno todo le sale igual, y cuando termina un cuento se parece demasiado a otro que encima estaba mejor. Igual es lo único que vale la pena. Con esa aspiración a algo original, me siento como Nash, en Una Mente Brillante pero sin la mente brillante.

    ResponderEliminar
  94. Creo haber visto los mismos documentales que vos sokón. Nefastos.
    Si el tipo se levanta minas, o, si por el contrario, le pasa lo mismo que a mí, es irrelevante.
    Es más, es una pregunta que ni siquiera corresponde.
    Además, no sea soberbio, que está cuestionando a las musas más dulces y más terribles que existen.

    Y no. No comparto la justificación que hace de la prostitución intelectual. Llegado el caso, prefiero la física.

    ResponderEliminar
  95. Las mujeres como musas, lo mismo que el bunkai y la técnica, son para principiantes. Escribir, escribir, escribir. ¡Que gran misterio!

    ResponderEliminar
  96. Ah sokon sokon, mi viejo, algún día ya verá que no hay figuas abiertas.

    ResponderEliminar
  97. ¿Como se dice 'patronize' en español? ;-)

    ResponderEliminar
  98. Me doy cuenta de que lo que vos llamás vicio a mí se me antoja oficio. De hecho, cuando leí Sostiene Pereira me quedé con la idea de algo demasiado bien armado, con cierto dejo a plástico. Pero me gusta, por ejemplo, que no abuse del “lenguaje literario”, fenómeno que logra que un libro se me caiga de las manos a los dos minutos (e.g. figuras que se “recortan”, diálogos acartonados que jamás en la vida real, recursos baratos que presuponen una simbiosis entre rasgos fisonómicos y carácter...).

    Le había comentado a Rodia, cuando estuvo por acá, la resemblanza que encontraba entre Dotán y Klingsor. Con respecto a Dotán (la tengo a medio leer, creo que ya me conocés lo suficiente como para entender que es casi un ritual para mí), por suerte no caíste en esas masturbaciones pseudo romántico sexuales en las que cae Volpi (la mejor es cuando la piba está desnuda en la cama). Hay que conocer a Volpi para entender esos pasajes, también.

    Me interesa lo de los escritores conferencistas y carguitos. Idem en cuanto a los intelectuales uruguayos. Nombrá. Cantá. Hablando de eso, de la intelectualidad, la función, el rol social, etc., te comento al pasar que la sola mención de la palabrita intelectual ya me genera repulsión. Mi visión de la afamada intelectualidad es por demás negativa. Formador de opinión? Punto de vista crítico? Mirá, jamás ha existido algo como la objetividad. El intelectual comprometido no deja de ser un peón que se cree alfil y tiene pretensiones de rey. Y aún así, varios de ellos se me antojan imprescindibles.

    Y ya que estamos, creo más en un compromiso con uno mismo. Y me quedo pensando en si, después de todo, un compromiso con la vida no es sino la cara visible de un compromiso con uno mismo (puesto que “la vida” no es sino una experiencia subjetiva). Me gusta el escritor que escribe porque no puede no escribir, porque si no lo hace continúa enfermo. No se pueden escribir ciertas cosas y estar clínicamente sano (en el sentido en el que lo entenderían los profesionales de la salud mental).

    ¿Y cómo sabe Ud., Sokon, que jamás un tipo se levantó una mina escribiendo? Claro que si antepone ese argumento de que la mina ya lo seleccionó, todo debate es inútil. Más aún, se podría decir que uno nada puede hacer para levantarse una mina y terminamos en sector loterías y quinielas. Bueno, que tampoco está tan mal si los dioses juegan de su lado, claro está.

    ResponderEliminar
  99. Es cierto, Jahey, que el escritor es el que no puede no escribir. Eso no lo hace, sin embargo, un buen escritor. Pero ¿que importancia tiene?

    Me acuerdo que a los 12 o 13, yo andaba siempre con un librito de Becquer y un block en blanco para escribir. La hoja de papel en blanco era la promesa perfecta.

    Sobre escribir y estar clinicamente sano, yo opino justamente lo contrario. De algún modo, escribir tiene algo de soñar, y justo ahí es donde deben quedar consignados algunos deseos demasiado grandes para el propio cuerpo.

    Sobre la literatura y las mujeres, es exactamente como ud. dice, la mujer siempre selecciona, como en el reino animal. Lo demás son excusas, justificaciones, que el hombre se da para masajearse el ego. Un amigo me dice un día: 'sabés cuantas minas me levanté con la historia de invitarlas a tomar un Baileys a mi apartamento?' y yo pienso '¡cuánta ingenuidad!'.

    Habrá excepciones, como en todo.

    ResponderEliminar
  100. Pensaba en ciertos escritores. Se me ocurre que Ud. puede escribir el código da vinci, el alquimista o las siete reglas de oro para tener éxito (edición ilustrada), y ser un tipo perfectamente normal. Pero si a Ud. le aconteció escribir los cantos de maldoror, el que tiene sed, el golem, el pozo, el túnel, o, para elegir un ejemplo local, corporación medusa, me parece que su salud mental, en cuanto estado de equilibrio, anda firuleteando por la cornisa.

    Mujeres. Por supuesto seleccionan (su amigo era un ingenuo). Y según ciertos criterios, que supongo variables. Por ahí la escritura tiene algo que ver. Si no, ¿cómo explica a María Kodama?

    Con respecto a los juicios de valor sobre un escritor, me parece que lo que salva es ser fiel a uno mismo. Hace muchos años leía un reportaje a Roger Waters, en el que el tipo decía que si con un disco lograba llegar a una persona, entendiendo llegar como sinónimo de comunión, él se daba por satisfecho. Siempre se me ocurrió como un buen objetivo artístico, si es que el arte necesita o tiene objetivos, cosa que cualquiera va a venir a decirnos que no y que por supuesto que sí.

    ResponderEliminar
  101. No puedo darle la razón, sin embargo. Porque la locura no es en estos casos que ud. cita falta de lucidez o sensatez. De hecho, la repercución de semejantes libros pasa por lo universal, lo universalmente comprensible.

    Pienso que la capacidad de componer ya habla del buen uso de la razón. Hay un trastorno que acompaña a la esquizofrenia, la grafomanía o un término parecido, la manía de llenar cuadernos y cuadernos de papas fritas. Eso es locura. Lo otro es la neurosis natural de estar vivo.

    María Kodama es un misterio, pero como la eligió -porque los hombres también elegimos- el querido Jorge Luis, no me animo a burlarme.

    De cualquier modo, me animo a afirmar que cuando un tipo escribe para levantarse minas no tiene en mente precisamente a la Sra. Kodama.

    Roger, ¡que grande!

    ResponderEliminar
  102. Como expresó nuestro simpático bardo oriental, que además de cantar la justa se dedicaba, desde su posición de presidente, a compartir con el país entero su yeta, es bueno disentir porque si no sería aburridísimo. No obstante, no hablo de locura sino más bien de trastorno psicológico, que dista o puede distar mucho de la falta de lucidez (a veces es todo lo contrario, de hecho). Tampoco atiendo al impacto de lo que un fulano pueda escribir (fijate un poco que lo universalmente comprensible puede degenerar también en un código da vinci o en una metafísica de tres por diez). Me interesa el fulano ahí, en el mismo acto de escribir. Cambiando de rubro, vos no podés (postulo, ojo) pintar como van gogh y estar sano, más allá de que lo que pintes se aplauda luego en las amplias galerías o se tilde de mierda líquida.

    Concuerdo en que sería curioso escribir para levantarse a esta señora. Y salvando la distancia enorme entre un sentimiento y el simple hecho de que una mina te levante dejándote creer que sos vos el que (y viceversa), vuelvo a la idea, más que nada por eso de la elección, de que en el amor no se elige. No sé vos, pero lo que es yo, al menos.

    ResponderEliminar
  103. ¡¡Como odia el código da vinci!! :-)

    El problema del argumento van gogh es que al decir 'muchos grandes artistas son locos', puede llevar a mucha gente a pensar que el recíproco sea cierto: 'todos los locos son grandes artitstas'. Por lo demás, estoy de acuerdo con el resto.

    Una lástima no poder seguir disintiendo, pero no importa: algún otro tema encontraremos.

    Solamente un detalle: la elección en los asuntos amorosos. Una cosa es elegir lo que se siente (eso no se si se puede elegir, coincido con ud.) y otra elegir lo que uno hace. Yo estoy enamorado del libre albedrío. :-)

    ResponderEliminar
  104. " La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al verse. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto."

    con su charla me hicieron recordar el capítulo 93.

    ladran las perras negras, señal que...

    ResponderEliminar
  105. Lo odio porque, habiendo abandonado tantos libros buenos, no podía dejar de leer esa porquería. Peor aún, comencé a leerlo seguro de que iba a abandonarlo a las pocas páginas, por malo.

    No suelo frecuentar la falacia de afirmación del consecuente, pero es cierto que está muy extendida.

    Con respecto a la elección, recuerdo un amigo que me decía: yo quiero una novia a control remoto; pero eso sí, con una tecla "libre albedrío".

    ResponderEliminar

Si la curiosité t'amene ici, va-t-en! Il en est temps encore.